top of page

El estigma es lo que mata, no la enfermedad

Actualizado: 13 jun 2018

Hace unos meses escuche esta frase, y desde entonces no ha dejado de resonar en mi mente. En un principio no entendí lo que quería decir, pero algo no me permitía olvidarla. Ahora lo entiendo. El miedo a ser juzgada, criticada, señalada o etiquetada es lo que provoca que el silencio sea una constante. El no atrevernos a hablar y expresar cómo nos sentimos y que pensamos es lo que provoca que esto se haga cada vez más grande.


Hoy me he decidido a hablar, a romper el silencio y acabar con el miedo. Es momento de aprender a escuchar, ser empáticos y comprender que la salud mental no es un estigma.


Yo he sido diagnosticada con trastorno límite de personalidad, y desde entonces he tenido que aprender a amarme, amar mi cuerpo, amar mi alma, amar mi historia, a aferrarme a la vida y a aprender a luchar contra mis demonios, que muchas veces me hacen perderle el sentido a todo. Los trastornos mentales no los elegimos, son enfermedades, que como cualquier otra tienen síntomas, sin embargo, muchas veces puede ser complicado entender cómo es que alguien permanece triste por varias semanas, meses o años; cómo alguien se puede autolesionar; dejar de comer o vomitar; querer morirse. Eso no se soluciona echándole ganas. Se necesita ayuda psicológica y psiquiátrica.


Es momento de acabar con el estigma que envuelve a la salud mental, ir a psicoterapia o tomar medicamentos psiquiátricos no es signo de locura, si no de valentía. Valor por atreverse a aceptar que se requiere ayuda, por decidir tratarse.


Hoy le doy gracias a mi equipo de psicología, psiquiatría y nutrición que me han ayudado, que me han enseñado a salir adelante, a conocerme y a saber de lo que soy capaz. Gracias a todos aquellos que confiaron y me han enseñado a confiar en mí, cuando autoconfianza era lo que menos tenía. Pero principalmente me agradezco a mi, a mis cicatrices, tanto emocionales como físicas, que me han hecho la persona que soy hoy, que cada día, por blanco o negro que sea, me motivan a seguir adelante, a querer ayudar a otros, por hacer de esto mi misión de vida. Por qué vale la pena vivir, vale la pena luchar, vale la pena pedir ayuda, vale la pena ayudar, vale la pena acabar el estigma y ocuparnos de la salud mental.


¡Felicidades a todos aquellos que dedican su vida a la salud mental!


Tania Aréstegui

VALE LA PENA

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

42 días

Comments


bottom of page